Jueves, 16 Noviembre 2017 12:44

Nuevas directrices para facilitar la aprobación de health claims de alimentos funcionales

En el marco del proyecto REDICLAIM, se han dado a conocer las directrices para que las empresas que soliciten nuevas declaraciones de propiedades saludables para alimentos funcionales en la Unión Europea se encuentren con menos frenos y problemas.

Las recomendaciones, publicadas recientemente en Trends in Food Science & Technology, son fruto de un estudio coordinado por la Universidad de Surrey en colaboración con investigadores del Instituto de Nutrición de Eslovenia (NUTRIS), la Universidad de Aarhus (Dinamarca) y la Universidad de Ljubljana (Eslovenia), todos ellos miembros del consorcio REDICLAIM. La finalidad es que las peticiones de health claims para alimentos funcionales acaben prosperando y el porcentaje de rechazos, que sigue siendo bastante elevado, vaya a la baja.

Un problema de hace años

La complejidad de todo el procedimiento ha provocado que la presentación de nuevas declaraciones se convierta en un proceso lento que requiere de tiempo y recursos. Como apuntan los propios artífices de este estudio, las empresas tienen que acabar destinando dinero y personal sin tener apenas garantías de que el resultado vaya a ser positivo. La consecuencia es que muchas compañías acaban desistiendo y obviando resaltar los beneficios potenciales para la salud de sus productos.

Reconociendo que esta realidad supone un freno potencial a la innovación, la Unión Europea ha estado financiando, durante estos últimos años, el proyecto REDICLAIM con el objetivo de entender los principales obstáculos relativos a la justificación y al uso de declaraciones sobre “reducción del riesgo de enfermedad”. Partiendo, efectivamente, de la complejidad de todo el proceso, esta investigación, que ahora sale a la luz, tenía como finalidad aportar soluciones a este problema.

Durante todo este tiempo, los investigadores han realizado una minuciosa revisión bibliográfica de las opiniones emitidas por la EFSA sobre las declaraciones saludables de alimentos. Paralelamente, también se han entrevistado con expertos que han participado en la preparación de expedientes de solicitud de health claims para la industria alimentaria y con consultores especializados en el proceso de autorización de declaraciones saludables.

Pautas y recomendaciones finales

La lista final de recomendaciones y consejos para superar las actuales barreras y aumentar las posibilidades de que se acepte una solicitud de health claim queda de la siguiente manera:

1.- Considerar los dictámenes previos de la EFSA, en particular las opiniones más recientes sobre el health claim que se quiere solicitar.

2.- Aportar la evidencia científica que convierte en novedoso el alimento (componente o ingrediente funcional).

3.- Tener presente los documentos de orientación de la EFSA sobre la presentación y justificación de declaraciones de propiedades saludables.

4.- Revisar y tener en cuenta los resultados de los principales proyectos de investigación financiados por la UE relacionados con declaraciones de propiedades saludables.

5.- Tener presente que el tiempo de evaluación se puede reducir considerablemente si en el dossier que acompaña la solicitud de health claim están detallados todos los datos pertinentes.

6.- La protección de datos es posible cuando la fundamentación científica se basa principalmente en los datos propios de las empresas.

7.- Tener en cuenta que en el proceso de evaluación científica de una declaración saludable, la seguridad de un ingrediente funcional no se evalúa sistemáticamente.

8.- Asegurarse de que el ingrediente o componente funcional queda claramente definido.

9.- La redacción de una declaración de propiedad saludable debe reflejar la evidencia científica y debe ser, cuando corresponda, comparable con las health claims ya autorizadas.

10.- El efecto alegado debería  ser relevante para la salud humana.

11.- En aquellas alegaciones diferentes a las basadas en nutrientes esenciales, la justificación de una declaración de propiedad saludable debería basarse principalmente en estudios de eficacia humana .

12.- Las condiciones de uso propuestas deben reflejar las condiciones en las que se realizaron los estudios utilizados para justificar la health claim.

13.- La solicitud debe aportar todos los datos científicos disponibles.

14.- El éxito de una investigación científica para una declaración de propiedad saludable no garantiza que se acabe autorizando.

El desglose de cada directriz con información detallada y ampliada se puede encontrar AQUÍ.

Desde Afepadi opinamos que es positivo que se realicen investigaciones de este tipo, auspiciadas desde la propia Unión Europea, que tengan como finalidad última ayudar y contribuir al desarrollo de productos innovadores, competitivos y seguros para el consumidor mediante la eliminación de trabas que lo dificultan.

Visto 300 veces

Guía de Buenas Prácticas

De Fabricación y Comercialización para los Complementos Alimenticios
Edición Julio 2014

Visita este portal

Libro "Suplementación Nutricional"

¡Gratis!

Aviso Legal | Política de Cookies | Contactar
© 2013 | AFEPADI | C/ Aragón 208 | 08011-Barcelona (Spain) | Tel. (+34) 934 548 725

ATENCIÓN: este sitio Web utiliza "cookies" y otras tecnologías similares

Si Ud. continúa navegando por este sitio Web acepta expresamente el uso de cookies. Saber más

Acepto


Información sobre 'cookies': de acuerdo con la legislación Comunitaria vigente debemos solicitar su consentimiento para la utilización de 'cookies' que nos ayudan a comprender mejor el uso que los visitantes hacen de este sitio web y nos permiten mejorarlo para adaptarlo a sus necesidades e intereses. Si Ud. continua navegando por este sitio Web entendemos que nos da su consentimiento para el uso de 'cookies'.



Para más información puede consultar:
Política de Cookies
Aviso Legal